Buscar
  • Sébastien Bangandu

¡La comunidad de las hermanas Orantes de la Asunción de Tecamachalco (Puebla) les envía sus mejores deseos de Pascua! Que el Resucitado nos llene de bendiciones y gracias que necesitamos para servirle con alegría dondequiera que estemos.


¿Qué hay de nuevo en estos tiempos complicados de Covid 19?


Damos gracias a Dios por el don de la vida y les agradecemos el apoyo mutuo en la oración. Que Dios nos sigue acompañando en este tiempo de angustia y de dolor.

Hnas Hermelida y Patricia

Viendo que el encierro aleja cada vez más a los feligreses de la Iglesia, nuestros obispos han decidido desde septiembre del año pasado, y de acuerdo con la sociedad civil, abrir gradualmente las puertas de las parroquias y capillas y administrar los sacramentos, el bautismo, la primera comunión, la confirmación y el matrimonio, con la condición de participación del 30%.


Nuestra parroquia, Nuestra Señora de la Asunción, tuvo más de 300 niños preparados para la primera comunión y confirmación. Así, delegado por el Arzobispo, nuestro párroco dedicó el día 26 de diciembre de 2020 a la administración de las primeras comuniones y confirmaciones.

Tuve un grupo de 70 niños que repartimos en dos grupos. Cada grupo tuvo su celebración de misa en la cual los niños recibieron los sacramentos. La hermana Hermelinda por su parte también había acompañado a sus dos grupos de niños en las dos misas. Los padres que no estaban preparados han pospuesto la celebración de los sacramentos de sus niños hasta el 19 de marzo de 2021.

Para seguir las indicaciones de salud y evitar contagiarnos, nos hemos ofrecido a hacer catequesis al aire libre y cancelar los momentos de esparcimiento.


Desde agosto del año pasado, los cursos se han realizado en línea. Y como algunas familias no tienen posibilidades, muchos niños han abandonado las clases por falta de internet. Por compasión, damos la bienvenida a la comunidad a 3 niñas huérfanas de padre y madre que acababan de perder 3 meses sin estudiar. Belén tiene 16 años, Isabel 14 y Ximena 11. Viven con su abuela Irène, de 55 años. Belén tiene clases de 7 a.m. a 1 p.m., Elizabeth de 2 p.m. a 7 p.m. y Ximmena de 1:30 p.m. a 5 p.m.

Además, la pandemia nos ha permitido tener laicos que quieren compartir nuestro carisma. Son devotas de la adoración eucarística. Cuando cerramos las puertas de la iglesia, nos preguntaron si podían venir a adorar en nuestro oratorio. Hasta ahora son fieles y participan activamente en nuestros retiros mensuales. Esperamos tener más.

Cada primer jueves del mes, damos la bienvenida a los líderes del grupo de adoración nocturna para transmitirla durante dos horas de 8 p.m. a 10 p.m., mientras esperamos que la parroquia les dé permiso para hacerlo dentro de la iglesia como antes. Estamos contentas porque son bendiciones que Dios nos da a pesar del encierro.

Además de nuestras labores cotidianas, hacemos varios videos y Tik Tok para la evangelización remota y transmitimos el Rosario de la Misericordia en vivo todos los días a las 3:00 p.m. Son varias las personas que nos siguen y sinceramente nos lo agradecen.


Estamos en comunión de oración con todos ustedes por los diversos eventos de la vida.¡Dios los bendiga abundantemente!

Cordialmente

Hna Patricia Kamavu, Ora


262 visualizaciones0 comentarios
  • Sébastien Bangandu

Esra y Fernanda

La misión de Semana Santa 2021, tuvo lugar en Tlilapan Ver., a cargo de los sacerdotes Asuncionistas. Somos Fernanda y Esra, jóvenes de la Parroquia de San Andrés Apóstol, Tlalpan. Y fuimos invitados para salir de misión al Estado de Veracruz.


Al ser bautizados entendemos que estamos llamados a ser misioneros y como dice el Papa Francisco: salir a compartir la “Alegría del Evangelio”. Misionar es únicamente: compartir tu tiempo, tu alegría, tu entusiasmo, tus experiencias, es escuchar a los demás, acompañar en oración y muchas veces en silencio. Misionar no es llenar a los demás sino ser llenado por los demás.


El anuncio del Kerygma

La primera actividad que nos encomendaron era salir a misionar casa por casa. Salimos de Tlilapan, acompañados de Mari, una joven del pueblo. Iniciamos con mucho entusiasmo y amor y una actitud respetuosa hacia las creencias de los demás. Recorrimos las calles tocando las puertas para poder hacer oración con las familias, escucharlos e invitarlos a seguir participando en las actividades parroquiales.


Un regalo hermoso fue que la mayoría de personas nos recibían en sus casas y podíamos ver en su rostro esa fe y esperanza en Jesús. Junto con ellos rezamos a Dios y a mamita María por las necesidades de cada uno.

Camino de hermandad- Jueves Santo

Más tarde acompañamos al P. Oswaldo y al aspirante Eduardo al recorrido con el Santísimo por el pueblo de Jalapilla. Este servicio tan hermoso que hacen, los ministros y sacerdotes, comenzó a partir de la pandemia, cuando la gente no podía salir de casa e ir al Santísimo. Los padres decidieron llevar al Santísimo a las calles, con todas las medidas de higiene.

llevan dos camionetas para abarcar todas las calles y rincones del pueblo. Los ministros van caminando atrás del Santísimo y con agua bendita van rociando todas las casas y familias. Ver la fe de las personas es lo que nos da las fuerzas de seguir. Ver que toda rodilla se dobla y toda cabeza se inclina ante el Señor de Señores.

La Cruz del amor - Viernes Santo

Era un día de luto y el clima también lo hacía presente. Acompañamos al hermano Eduardo a la comunidad de Petlalcala, donde meditamos el viacrucis caminando hacia el cerro, cargando una cruz y a la Virgen Dolorosa. Con mucha devoción la gente asiste, sin importar el clima o el trayecto. Subimos cantando, recordando todo lo que hizo Jesucristo por cada uno de nosotros en la cruz, esa prueba máxima de amor, ese madero que se convirtió en nuestra redención.


Retiro Juvenil - Sábado Santo

El encuentro Juvenil tuvo lugar en Teopancahualco. Y como toda alma juvenil, te contagia la alegría. Todos los jóvenes y sacerdotes tenían una actitud tan bonita que te hace bailar, brincar, jugar y glorificar a Dios. Un momento especial dentro del retiro fue donde el Padre Joseph llevo al Santísimo en medio de todos y era Jesús vivo en medio de nosotros.

Finalmente pudimos acompañar a las celebraciones de fuego nuevo en 3 comunidades, donde el P. Joseph ofició. Cabe resaltar que en cada homilía Dios nos habló de una forma diferente.

En Tlilapan hacen un recorrido con el Cirio Pascual donde recorrimos todas las casas. Dicho recorrido inicia a las 12 a.m. y finaliza alrededor de las 6 a.m., aunque el cansancio es duro, nuevamente la fe de las personas te reconforta.

Como la canción y citando la frase “Grande es el amor de Dios”

Tlilapan es un lugar como ni uno, lleno de grandes personas llenas de fe, lleno de solidaridad y que comparten el amor de Dios en una sonrisa. Es un pueblo pequeño en extensión, pero al recorrerlo te hace ver que es grande en calidad de las personas. Cada una te recibe con un amor diferente ese amor.


Agradecemos a Dios y a los sacerdotes por la invitación y hospitalidad, a los seminaristas por sus experiencias que comparten y la entrega a su vocación, nos sentimos realmente felices se haber sido instrumentos de Dios, reconociendo nuestra pequeñez. Gracias Tlilapan por el caluroso recibimiento y cariño. ¡Nos vemos en las siguientes misiones!

Fernanda y Esra


375 visualizaciones2 comentarios
  • Sébastien Bangandu

Gaby, Emanuel, Manuel

Nuestra Parroquia, San Andrés Apóstol, ubicada en la parte sur de la ciudad de México, nos invitó a participar como misioneros en comunidades que atienden la parroquia de Santiago Apóstol, en el municipio de Tlilapan, Estado de Veracruz, durante los días que duró la Semana Santa y haciendo caso al llamado de nuestro Señor Jesucristo aceptamos mi familia y yo a cumplir el mismo y hacer el viaje.


Como primera vez en todo lo que hace cualquier persona, el nerviosismo a enfrentarse a algo nuevo se hizo presente al salir a tocar la puerta de los habitantes de San Andrés Tenejapan, para invitar a los jóvenes a participar en el Retiro Juvenil organizado por los misioneros asuncionistas para el día Sábado de Gloria y invitarlos a hacer oración junto con nosotros en su hogar simplemente para agradecer y pedir bendiciones a Dios.

Capilla de Teopancahualco

Este acto de tocar a la puerta de las familias y que te abran, nos lleno de esperanza y confianza en las personas, en que vale la pena pasar el mensaje y vivir el amor que nos regala Jesús.


Otra cosa que nos gustó de la misión fue la de haber conocido las comunidades de Petlacala, Encino Grande, Teopancahualco y Quiñatla y haberlas acompañado en su celebración de la Semana Santa, conociendo sus tradiciones y forma de celebrarla.

Unos detalles que puedo compartir con ustedes es que el Jueves Santo recrean la colocación de la mesa de la última cena y escogen a hombres de la comunidad para representar a los apóstoles durante la celebración de la Misa, en otras solo se presentan en la Celebración de la misa a los jóvenes que fueron escogidos para representar a los apóstoles.

El Viernes Santo la colocan en el pasillo central hojas de un árbol llamado axogopac que llena de un aroma dulce las capillas como si estuvieran purificando su interior o al menos así yo lo interpretaría.


Cabe mencionar que la mayoría de la gente es bilingüe pues habla náhuatl y español y eso nos causo más entusiasmo por conocerlos y convivir con ellos.


Quedamos muy agradecidos con las personas que nos abrieron las puertas de su casa en estas comunidades y nos aceptaron una oración y con todos los Padres de la Parroquia de Santiago Apóstol que nos brindaron hospedaje y alimento, esperando volver pronto en esta misión que nos puso Dios.


Familia Resendiz Cáceres



361 visualizaciones2 comentarios
6/20