Laicos Asuncionistas

En Pentecostés, el Espíritu nos llevó al semáforo verde !

Rafa

La parroquia asuncionista Santiago Apóstol de Tlilapan - Veracruz se haya en semáforo verde, por haber disminuido radicalmente los contagios de COVID. Ello permitió que el pasado sábado 22 de mayo regresáramos a la parroquia del padre Oswaldo García Sánchez para brindar un retiro con el tema del Espíritu Santo a los miembros del equipo pastoral.

Mas de un año antes de que iniciara la pandemia, Maricarmen Martínez Álvarez, Aurora (Bollo) Maltos y un servidor iniciamos un proceso de formación para los catequistas del decanato. Este año sin esa actividad nos pareció muy seco. PENTECOSTES fue el nuevo arranque para esta labor pastoral. El tema y el horario los aterrizamos oportunamente con el P. Oswaldo, acordes al Kerigma de la Renovación Carismática.

Salimos el viernes a buena hora, las 4 de la tarde, pero un accidente entre dos tráileres y un carro, antes de los túneles, nos hizo perder mucho tiempo. Llegamos cerca de las 11 de la noche. Pero el gusto de regresar no permitió que nos sintiéramos mal por ello.

Tuvimos un total de 22 participantes, buena cifra para estar arrancando actividades. Fue un gran gusto encontrar caras muy conocidas, pero también conocer nuevos miembros que se adhirieron durante el periodo de la cuarentena. Tuvimos un incremento en la participación de miembros varones, lo que nos dio mucho gusto.

Todos fuimos muy cuidadosos de las normas sanitarias, aunque ello restringía nuestro deseo de abrazar a los viejos y nuevos amigos. El equipo es muy diverso, con gente que tiene mucha experiencia y preparación, y personal que va adentrando apenas en el equipo, pero todos participaron gustosamente desde su experiencia y reflexión personal, enriqueciendo la vivencia.

Además, tuvimos el gozo de conocer las nuevas instalaciones de la Parroquia. Me refiero al nuevo salón que se construyó arriba de la sacristía y de los cuartos del oriente de la casa. Este nuevo salón es enorme y está muy bien acondicionado.

También, vimos los nuevos cuartos para retiros construidos sobre el comedor, muy bien iluminados y con excelentes servicios sanitarios. Desconozco el cupo total que tiene, pero nosotros sólo utilizamos una pequeña parte, dejando los espacios indicados por la prudencia sanitaria.

Felicidades a la comunidad y su párroco, por este logro que redundará en beneficio de la labor pastoral. En sus comentarios, los participantes hicieron muchas alusiones a las dificultades del periodo de cuarentena, pues en su momento hubo muchos contagios y defunciones en la zona.

Fueron muy emotivos en su oración y en el aterrizaje de sus experiencias y gratitud por el acompañamiento del Espíritu Santo en todo el proceso. En más de una ocasión sus testimonios nos provocaron reconocimiento a su profunda fe, y un sentimiento de empatía en su dolor.

Damos las gracias al padre Oswaldo por su confianza en nuestro trabajo y por invitarnos a trabajar dentro de la Pastoral Profética de la zona, de la que él es titular, nombrado por el Obispo.

Esperamos la confirmación de la temática para trabajar en lo que resta del año con los grupos de catequistas, ello será con el acuerdo de los párrocos del decanato y según las necesidades actuales de sus equipos. Estamos deseosos de conocer el temario para crear y preparar los contenidos, dinámicas y elementos más adecuados.

Por este reencuentro le damos las gracias al Espíritu Santo, protagonista del retiro y de nuestras vidas, que ha tenido tan grandes muestras de misericordia para con nosotros. Le pedimos también que del mismo modo que se reinicia nuestra actividad pastoral, se recupere la salud y la actividad económica, tan necesarias en nuestro país. ¡Saludos y hasta pronto!

Rafael Martinez Guizar, laico asuncionista

Convivencia de laicos Asuncionistas con el padre general

El día lunes 2 de marzo del 2020 a las 13 horas en punto, se llevó a cabo en la parroquia de Nuestra señora de Guadalupe Emperatriz de América, ciudad de México, la reunión de laicos Asuncionistas con nuestro superior General, el padre Benoit Grière.

 

Tuvimos la oportunidad de agradecerle el valioso aporte que nos ha dado a través de estos años con sus valiosas cartas, documentos y demás informaciónes que nos ha trasmitido, pero sobre todo por su oración que nos ha mantenido firmes en nuestro caminar con y en la Asunción.

 

Así mismo pudimos exponer cual, como y porque de nuestra colaboración como obreros del y por el Reino en estos poco más de 25 años, desde que el padre Camilo Thibault tuvo a bien concretar el primer grupo de laicos aquí en la parroquia de la Emperatriz.

 

También hablamos del quehacer misionero del grupo provoca, la creación del primer encuentro Dalzoniano, encuentro iberoamericano, demás retiros, talleres que de manera constante hemos realizado, así como las actividades que aún siguen vigentes y las novedades que se están realizando.

 

Sin duda una de las mayores novedades es la constituye del grupo de FRAS (Fraternidad Asuncionista), en la parroquia asuncionista de Santiago Apóstol de Tlilapan.

 

Dejando en claro que siempre hemos trabajado con todos y cada uno de los religiosos sin preferencia alguna, pues en mayor o menor medida todos han aportado en su momento algo nuevo y diferente en el proyecto laical que desde siempre ha pretendido nuestro fundador el venerable padre Manuel D’Alzón.

 

En esta reunión de trabajo participamos Jorge Mejía, Maru Copado, Elia Torres, Juan Manuel y Mary Pineda, Rafa Martínez, Bollo Maltos, y Mary Carmen Martínez. Dejando nuestros trabajos y demás quehaceres, pues el día lunes era laborable 100% pero cada uno logramos adaptar nuestras actividades para así poder convivir con el padre Superior, y nuestros demás hermanos religiosos, haciendo la petición para que en futuras reuniones tan importantes de preferencia se intenten programar por la tarde-noche, o en día viernes.

 

Creo que cada uno de mis hermanos y hermanas laicas nos sentimos agradecidos de habernos encontrado con el carisma asuncionista en nuestras vidas, y afortunados por colaborar en la medida de nuestras posibilidades por y en la construcción del Reino.

 

Precisamente esto nos quedó claro con esta visita de nuestro superior, con quien además pudimos compartir el viernes 6 de marzo a las 7 de la tarde una pequeña cena de convivencia, con el toque prefecto de la fraternidad que nos caracteriza en la asunción.

 

En esta convivencia pudimos compartir con nuestro superior Juan Manuel y Mary Pineda, Maru Copado, Lolita y Rafa Esparza, Jorge Mejía, Mary Carmen Martínez, Bollo Maltos y Rafa Martínez, así como Paco Huerta, Sébastien Bangandu, Rafa Huerta, Jesús Tlecuile Mixteco (Chucho), y el postulante Jenaro Pulido.

 

                                                Mariadelcarmen Martinez Alvarez, laica a.a.

Asamblea de laicos Asuncionistas de México

Con la alegría a que se nos invita a toda la Congregación Asuncionista, con motivo de nuestro año Jubilar; se llevó a cabo la asamblea de laicos asuncionistas en Casa Dufault el día sábado 18 de enero de este 2020.

 

Contando con la participación de Rafa Martínez, Jorge Mejia, Tania, Paty, Maru Copado, Bollo Maltos, Mary Pineda, Juan Manuel Miranda, el hermano Rafa Huerta, el padre Oswaldo, Mary Carmen Martínez. Y en la distancia desde FRAS (Fraternidad Asuncionista), debido a que se encuentran hasta Veracruz.

 

Mucho que compartir, y mucho por trabajar, la verdad es que en estos 25 años de colaborar activa en mi pastoral con y en la Asunción siempre hay cosas, proyectos, ideas, y novedades que hacer, el construir el Reino en el Carisma Asuncionista es algo que ya está inserto en la mayoría de nosotros y nosotras, es inevitable que como Asuncionistas no se deje de notar en lo que hacemos no solo en nuestra pastoral sino en nuestros trabajos y sociedad en la que nos desarrollamos ese querer y hacer Asuncionista.

 

La permanencia para muchos de nosotros en la Asunción nos motiva hoy para compartir esa buena nueva a los nuevos laicos que se están integrando y que estoy segura seguirán el proyecto del padre D’Alzon, de querer una congregación de Laicos y para Laicos.

 

En este quehacer Asuncionista se encuentra FRAS a cargo de las misiones de semana Santa, de verano, de adviento, de los encuentros dalzonianos, y de actividades varias en la parroquia de Tlilapan, para lo cual cuentan con 1 consejo para tomar decisiones y organizar, teniendo sus juntas 1 vez al mes.

 

Los demás Laicos les apoyamos en la medida de lo posible debido a la distancia, sin embargo, esta la comunicación y el contacto siempre vía Chat ya que a partir de esta Asamblea han quedado agregados al chat que teníamos los laicos aquí en la ciudad de México.

 

Jorge Mejia quien inició colaborando en misiones con el grupo provoca, y junto con Rafa Esparza ha reunido a nuevos misioneros y se están preparando para la misión de semana Santa.

 

Maru copado quien fue encargada de la capilla de la palma en la comunidad de San Andrés y catequista se ha reunido con aquellos chicos a quienes inicio dando catequesis y ahora que son jóvenes tienen la inquietud de integrarse como laicos y como misioneros asuncionistas, razón por la cual se integraran con Jorge y rafa Esparza para la preparación de misioneros para esta semana santa 2020.

 

Juan y Mary, están en casa Dufault en la pastoral de la salud, al mismo tiempo que tienen a un grupo de niños y niñas de san Andrés para preparación del sacramento de primera comunión.

 

Bollo, Rafa y yo, seguimos en los talleres en la parroquia de Tlilapan. Queremos seguir formándonos, compartiendo, y trabajando como hasta hoy. Tenemos muy claro el llamado desde nuestro bautismo y nos sabemos afortunados por poder desarrollar este llamado en el Carisma de la Asunción.

 

Algunas de nuestras próximas actividades con motivo del Jubileo por el 175 aniversario serán el poder compartir con nuestro Superior General este 23 de febrero al 7 de marzo, nuestra oración por el para que su llegada a México y su estancia sean motivo de esa alegría que caracteriza nuestro año jubilar, y para el 12 de octubre esperamos juntos Laicos y Religiosos asistir a una peregrinación a la Basílica de Guadalupe en forma espacial por este año Jubilar.

 

                                                           Maricarmen Martínez Álvarez, laica, a.a.

Mi participación en el Consejo de Provincia

de octubre 2019

Los días 9 10 y 11 de octubre se realizó el Consejo de provincia aquí en la ciudad de México en el lindo pueblo de Tlalpan. Con la presencia de nuestro superior provincial padre Dennis Gallagher, su secretaria Amber Kelly, los padres Alex Castro, Édouard Shatov, Peter Precourt, Marcel Poirier, Richard Lamoureux, Ronald Sibugan, Sébastien Bangandu, Flavio Bustos, Oswaldo García (tándem de México), los laicos Tomasz Jaster, Patricia Haggerty (tándem provincial) y la que con mucho gusto les comparte esta ocasión la gran alegría de pertenecer a la Asunción y de formar parte de este consejo representado a cada uno y una de mis hermanos y hermanas laicos Asuncionistas.

 

Iniciamos el consejo con la lectura de la carta de nuestro superior general que lleva por título: “Heme aquí” ¡Envíame! misma que compartiremos los laicos para el mes de diciembre, tanto los laicos en la ciudad de México como los chicos del grupo Fraternidad Asuncionista en Veracruz.

 

Evidentemente esta carta está dirigida para todos y cada uno de los religiosos y laicos, pero considero que de especial forma para los chicos del grupo Fras ya que ellos son quienes están ahora a cargo de manera concreta de las misiones de semana santa, de verano y de adviento en Veracruz.

 

Esta carta ilumino nuestro consejo de Provincia, y por supuesto la vida de cada uno como religiosos y laicos. De igual forma lo más importante que pudimos iniciar a vivir a partir de estos días fue el dar a conocer el próximo inicio de nuestro jubileo por el 175 aniversario de nuestra querida congregación, lo cual nos llena de enorme orgullo y felicidad.

 

Y constituye un gran reto para cada uno de quienes formamos parte de la gran familia asuncionista, pues es una oportunidad de demostrar con hechos el valor de nuestro carisma.

 

Creo que no es novedad el hecho de que nuestra iglesia católica siempre ha sido perseguida, atacada, juzgada, pero esto no debe de desmotivarnos si no por el contrario nos debe hacer fuertes y valientes.

 

En el entendido de la motivación de este jubileo que esta próximo, en el consejo de provincia se delimitaron cargos, se evaluaron trabajos, se realizaron balances económicos de la provincia de Canadá, Estados Unidos, y México.

 

Como tándem puedo valorar tanto camino recorrido en y con la Asunción y sobre todo con esperanza mirar lo mucho que aún hay que recorrer. Agradezco a Dios poder hacerlo en este carisma que nos hace uno para trabajar por el Reino.

 

De igual forma pude corroborar como la participación de los laicos ha sido ardua y constante.

 

Cada rostro de mis hermanos y hermanas laicos ha dejado huellas que han hecho grande a la Asunción.  Y las maravillas que han ocurrido han sido obra pura del espíritu Santo, que fiel mantiene a la iglesia activa, en conjunto con la oración constante en comunión con nuestro fundador, pues han sido y serán innumerables proyectos llevados a cabo desde la pequeñez de nuestras virtudes y talentos. Y que si han florecido ha sido gracias a la constancia y al amor que sentimos a la Asunción.

 

Solamente quisiera recordar la invitación que el padre Manuel D’Alzon nos hace a cada uno y a cada una de los laicos en México para ser obreros del Reino, que, aunque es un llamado desde nuestro bautizo desde la Asunción se convierte en una forma de vida que marca y trasciende.

 

                                                         Maricarmen Martínez Álvarez, laica a.a.

Retiro de Laicos Asuncionistas:"A los pies del Maestro"

El sábado 25 y domingo 26 de mayo del presente año se llevó a cabo en la casa de las misioneras catequistas de los sagrados corazones de Jesús y María el retiro el retiro de laicos Asuncionistas bajo el tema: "A los pies del maestro".

 

Fue un retiro abierto, con el objetivo de hacer un alto en el camino para detenernos, rendirnos, y abandonarnos en Él. Contemplar a Jesús, para entender que la vida, la esperanza, y los sueños se renuevan una y otra vez.

 

El retiro estuvo a cargo de Rafa Martínez con la primera dinámica intitulada: "Mi vida hoy". Compartimos lo que nos preocupaba. Y en ese momento decidamos dejárselo a Dios. Continuamos con otras 2 dinámicas a cargo de Rafa sobre los temas: "Quien soy yo" y "Una carta al niñ@ que fui". Esto hasta la 1 de la tarde con espacios de convivencia y cantos de meditación.

 

A continuación, Bollo Maltos nos compartió la dinámica de globos, sobre el lema: "Abrazando lo que soy". Después de la comida, con Bollo compartimos un itinerario en la capilla con nuestra Biblia, centrado sobre "Mi encuentro con El". Luego vino la plática en el salón con padre Oswaldo, sobre el tema: "Mi relación con Dios". Y antes de la cena tuvimos la Lectio Divina: LA ZARZA. Momento de quitarnos las sandalias. Dios nos habló. Para emprender la misión.

 

Al final tuvimos una convivencia fraterna y divertida. El domingo continuó el padre Oswaldo con las etapas de la experiencia espiritual. Y finalizamos con la Santa misa.

 

Este retiro fue una linda experiencia. Participamos con gran entusiasmo. El padre Oswaldo García Sánchez, Rafael Martínez, quienes se encargaron de exponer los temas de las pláticas; Bollo Maltos, Mary Carmen Martínez.

 

Del grupo de Laicos en San Andrés participaron: Elia, Zaira, Rogelia, Iliana, Lolita; Juan Manuel y Mary su esposa quienes solo compartieron el día sábado debido a las actividades que realizan en casa Dufault.

 

Del grupo de provoca: Maritoña y Miguel su esposo. Cristina, Yolotl. De la parroquia emperatriz: Ana Luz. Del grupo FRAS de la parroquia de Tlilapan: Bertha y Carmelo. Invitad@s nuev@s: Edith de la parroquia de la Emperatriz, y Alejandra y su esposo de la parroquia de Santa Ursula xitle.

 

                                                       Maricarmen, laica asuncionista

¿Qué es el sacerdocio laical?

La mayoría no podemos recordar nuestro Bautismo, pero si podemos vivirlo, honrarlo y agradecerlo. De las tres atribuciones que nos confiere, ser Sacerdotes, Profetas y Reyes, hoy quiero compartir lo que, para mí, desde mi vida, significa ser Sacerdote por mi Bautismo.

 

El sacerdote consagra, ofrece a Dios, intercede, alaba. Me enfocaré en “consagrar”. Consagrar es separar. Lo que es de Dios o para Dios está consagrado, separado y dedicado a Él. Por ejemplo, consagramos nuestro trabajo. Consagramos nuestro trabajo, porque está separado para cuidar a los que amamos y sobre los que tenemos una responsabilidad.

 

Nuestros hijos, cónyuges y padres nos fueron dados por Dios y nos encomienda cuidarlos, porque son Suyos. También separo y consagro algo del fruto de mi trabajo para mi labor pastoral, pues es una misión que Dios me dio y requiere de gastos.

 

Comprar libros, cuadernos, imprimir hojas y hacerme de algún material didáctico. Hay que pagar pasajes, gasolina, casetas, viáticos y muchas cosas necesarias en la pastoral. Otra parte del producto de mi trabajo la consagro a cuidar de algunos hermanos, personas que voy encontrado en la cotidianeidad y que están en situación de necesidad. Por último, mi trabajo me permite alimentarme, cuidarme e incluso divertirme. El Señor me ha dado dones y la oportunidad de trabajar porque me ama y me procura. 

 

 Algunos creen que el sacerdocio laical se potencializa realizando funciones en la liturgia. Dar al laico un papel en la liturgia puede ser un premio de consolación, que no necesitamos. Si bien la liturgia es un acto consagratorio, participo en ella, sin ser acolito, lector o campanero. Que cada quien haga lo que le corresponde, y nadie haga más, ni menos. Basta con responder, orar, escuchar, alabar y comulgar, para cumplir con mi sacerdocio.

 

Actuando como Pueblo de Dios soy parte de la Liturgia. A veces, como en Misión, debo celebrar una paraliturgia, eso es un servicio extraordinario. Una participación litúrgica es una función importante, pero también lo es cumplir mis responsabilidades personales, la solidaridad con mis hermanos y mi pastoral. Hacer de este mundo un lugar de Dios con mis acciones, mis signos y todo mi actuar es consagrar y santificar mi trabajo y mi ámbito.

 

Vivir y testimoniar la alegría de ser cristiano, asumiendo la misión que Dios me ha dado, es mi forma de ser un sacerdote por mi bautismo. Ese es mi lugar en la Iglesia.

 

                                                                    Rafael Martinez Guizar, laico a.a.

“Evangelizador” en el aula

Aurora “Bollo” Maltos Díaz es laica asuncionista desde hace muchos años. Participó también activamente coordinando las misiones asuncionistas en Veracruz que se siguen realizando año con año.

 

Desde que tomamos posesión de la nueva parroquia Santiago Apóstol de Tlilapan, se ha ofrecido junto con Rafael Martínez Guizar y Maricarmen Martínez Álvarez en brindar a los feligreses atractivos talleres de formación en diversos campos. El equipo de redacción de Venga tu Reino le solicitó que nos diera su testimonio sobre esta experiencia apostólica como asuncionista. Leámosle:

 

Desde que inició mi llamado a la docencia universitaria en el campo del diseño, en todos estos años me he percatado que ser maestro es renovarte continuamente, buscar cada año nuevos métodos y maneras de  preparar tu clase, de apasionar a tus alumnos y lograr con ellos los mejores proyectos, moldearlos y que descubran su potencial; surge entonces el enorme deseo de que el propósito de tu curso les forme contundentemente y tu experiencia sea un don que pones a su servicio; te vuelves en cierto modo un “evangelizador” en el aula. 

 

¡Qué decir entonces! yo maestra, de mi verdadero Maestro de Vida, ¡Cristo! Él quien a través de la espiritualidad asuncionista tocó mi corazón y nada volvió a ser igual en mi vida, me transformó desde la raíz.

 

Mi matrimonio, familia, amistades, trabajo y pastoral cambiaron de sentido porque el centro de todo ello se llenó con Él, se colmó de Él, “la razón más poderosa de nuestro vivir y nuestro actuar”. Por eso, cuando inicié este nuevo camino de misión en Tlilapan y los religiosos asuncionistas nos dieron la comisión de organizar algunos talleres, retiros y encuentros, para mí fue inevitable el volver a entusiasmarme.

 

De inmediato fue buscar nuevas y mejores maneras de diseñar los talleres, su contenido y didáctica, caminos creativos para construir la experiencia, sin perder nunca de vista a los feligreses y su deseo profundo de encuentro con Cristo.

 

Llamada a enseñar por Él y gracias a Él, como en mi día a día en la universidad, el ir cada dos meses a servir en la parroquia de Santiago Apóstol es un talento que me ha sido dado para multiplicarlo a la vez que multiplica en abundancia en mí persona, en mi fe. No hay experiencia más grata que prepararme para compartir, animar y apasionar a otros a continuar extendiendo el Reino desde nuestro carisma, dónde hemos sido llamados en la Asunción. Asuncionista por siempre, “eso que ni qué”.

 

                                                                        Bollo Aurora Maltos, laica a.a.

Cuarto encuentro de laicos y religiosos asuncionistas en Chile 2018

Del 17 al 24 de noviembre del 2018 se llevó a cabo en Santiago de Chile el IV encuentro de laicos y religiosos Asuncionistas. Participando Ecuador, Argentina, Brasil, Colombia y el país anfitrión Chile. Los cuales pertenecen a la provincia andina y como países invitados España y México.

 

El lema del encuentro fue: Comunión y Misión para una vida Compartida. Este cuarto encuentro es el fruto de un camino de colaboración fraterna entre laicos y religiosos. Tal como nuestro fundador el venerable Manuel D’Alzon lo proyectará.

 

En el 2010 como celebración de los 100 años de presencia Asuncionista en Argentina fue que se llevó a cabo un primer encuentro latinoamericano. Y para el 2011 México fue quien se encargó de realizar un segundo encuentro. Con el lema: hombres y mujeres de fe. Comunión y solidarios con los pobres.

 

Para el 2014 en Bogotá Colombia se realiza el tercer encuentro con el lema: bautizados en un solo espíritu. Para formar un solo cuerpo. Y este año logramos seguir haciendo iglesia con este maravilloso encuentro que sirvió de gran motivación a cada uno de quiénes formamos parte de esta gran familia Asuncionista en el mundo. Ánimo por mucho el camino para seguir trabajando aquí y ahora con esa iniciativa, audacia. Y desprendimiento que hasta hoy nos ha permitido ser testimonio de nuestro carisma.

 

El encuentro dio inicio el día lunes 19 de noviembre en la casa de los hermanos Salesianos en la localidad de Lo caña. Inaugurando el encuentro el superior provincial Juan Carlos Marzolla, a.a. para posteriormente trabajar en las fichas de trabajo mismas que con anterioridad se nos enviarán a fin de que todos los laicos participamos. Es así que los demás países pudimos analizar y compartir las luces y sombras de nuestro caminar como laicos y religiosos.

 

El día 20 de noviembre contamos con la magistral intervención del padre José María Arnaiz. Con una conferencia que definitivo dio una orientación bastante acertada con relación a nuestra alianza laicos y religiosos. Para el día 21 de noviembre con motivo de la feliz Pascua de nuestro fundador se realizó la solemne Eucaristía con la promesa de los laicos.

 

Esto en el santuario de Lourdes que está s cargo del padre Médard Kahindo Vyangavo, a.a. Los días 22 y 23 visitamos el convento de las hermanas Benedictinas, la parroquia de Santa Ana. Rengo. Valparaíso, donde está la parroquia de nuestra señora de Lourdes a cargo del padre Joséphat Kawa Muswahili. Para finalmente el 24 concluir en la parroquia de nuestra señora de los Ángeles en la localidad del golf.

 

Todo esto en fraternidad y unidad, manteniendo en todo momento un ambiente de oración. Durante todos los días del encuentro tuvimos laudes y por la tarde Eucaristía. Aproximadamente será enviado el documento final de este excelente encuentro que será compartido por los laicos en nuestras comunidades de la ciudad de México y de la parroquia Santiago Apóstol, Tlilapan-Veracruz.

 

                                Mariadelcarmen Martínez Álvarez, laica a.a.

Laicos apoyando en las misiones Asuncionistas

En el año de 1996, la Asunción en México inició con las primeras misiones; religiosos, aspirantes y laicos comenzamos a compartir la experiencia sin imaginar que lo que iniciamos un día, al día de hoy, seguiría vivo y llevándose a cabo por nuevas generaciones de jóvenes misioneros a quienes un día nos tocó misionar.

 

Fue entonces, en aquel año, que al Padre Miguel Díaz Ayllón – quien ahora vive en Roma en la Casa General – a propósito de su preparación al Diaconado, le fue asignada la zona aledaña al Colegio Militar a la salida de la ciudad de México rumbo a Cuernavaca, Morelos. La zona que acostumbrábamos llamar Valle Verde, ahora Sector Oriente, estaba dividida en supuestas colonias que aún no se encontraban del todo urbanizadas: Valle Verde, Tlaxopan Norte, Dolores Tlali, Magueyera y Tlaxopan II.

 

Esta zona desde entonces pertenecía a la Parroquia de San Andrés Totoltepec, al igual que la casa de formación asuncionista Casa Manuel; por ello, el Padre Miguel tenía que realizar su diaconado en el territorio parroquial y fue que le asignaron dicho sector, el cual presentaba muchas necesidades en aspectos de formación, catequesis, una capilla para celebraciones, impartición de sacramentos, en fin, tierra fértil para crear la comunidad con aquellas primeras familias que llegaron a habitar la zona.

 

La primera misión que realizamos en el sector, contó con un grupo muy nutrido de religiosos y religiosas asuncionistas y lo que llamaría entonces laicos amigos de la asunción, que con el tiempo abrazamos el carisma y nos comprometimos como laicos asuncionistas.

 

Pues ese grupito de amigos de la asunción, más otros amigos que habían venido trabajando pastoral con adolescentes en Casa Manuel, más algunos de esos adolescentes y chavos del Sector Oriente, conformamos el primer grupo misionero, emprendiendo así el camino a Veracruz; bello estado donde la Asunción ha trabajado en varias parroquias y sus comunidades no solo haciendo misiones, sino también impartiendo talleres, retiros, y convidando al Encuentro Dalzoniano, que desde entonces tuvimos a bien organizar.

 

En Veracruz, la primera Parroquia que nos acogió fue la de Omealca, el entonces párroco nos envió a atender las comunidades de Matatenatito, Providencia, Loma Mulato, Río Moreno, Zapote y Toluquilla; a su vez La Magdalena y sus comunidades de Jalapilla y Novillero también contaron con la presencia del Padre Miguel y un pequeño grupo de misioneros.

 

Laicos adultos y jóvenes, así como el Padre Teodoro Asarta (+) y el Padre Oswaldo García Sánchez, entonces novicio, fuimos construyendo este proyecto misionero que con el tiempo tomó forma, estilo, espíritu de familia y una gran responsabilidad y respeto a las comunidades, lo que nos llevó a estructurar de mejor manera a los equipos, la selección de sus miembros, la preparación previa de todos los misioneros, evaluar siempre el trabajo realizado y establecer un reglamento derivado a partir de nuestras experiencias en las primeras misiones en el sentido de cuidar lo que representábamos como congregación y la figura de misioneros, como agentes de evangelización ante las comunidades.

 

El trabajo más rico de esos primeros años de misión se centraba en preparar nuestra catequesis acorde a las necesidades de la parroquia, saber que la misión era un momento para captar vocaciones a la vida religiosa, ser evangelizados a la vez que evangelizábamos y construir una comunidad entre nosotros laicos y religiosos, así como con aspirantes que llegaron a ir con nosotros como parte de su proceso en Casa Manuel. En síntesis, Construyendo REINO en nosotros y alrededor nuestro.

 

Apasionados por el Reino nos encontramos los laicos encabezando las misiones, coordinando los equipos y sobre todo, juntos y de la mano del padre Teo y del padre Oswaldo, acompañando y dando seguimiento a los aspirantes a religiosos.

 

De la Parroquia de Omealca, migramos a Oaxaca a la zona Mixe; misionamos en Ecatepec, y posteriormente, gracias a nuestra siempre recordada Lucy Arrioja (+) hicimos contacto con el Párroco del Naranjal y sus comunidades. Tuvimos la oportunidad de regresar a la zona de Omealca, habiéndose constituido como Parroquia la capilla de Matatenatito, aumentando de nuevo las comunidades a misionar.

 

Aún hay mucho que contar sobre las misiones, pero cabe mencionar que este trabajo que iniciamos hace tantos años ha rendido y sigue otorgando sus frutos a la Asunción en nuestras amadas tierra Veracruzanas donde ahora los Asuncionistas están establecidos en la Parroquia de Santiago Apóstol, en Tlilapan, donde los laicos juntos y de la mano de nuestros hermanos seguimos CONSTRUYENDO EL REINO. Adveniat Regnum Tum!

 

Bollo Aurora Maltos, Laica Asuncionista 

Breve semblanza de la historia de laicos asuncionistas en México

En la paz de la pascua, y con la alegría que nos invade en este nuestro año jubilar, les saludo esperando que sus familias se encuentren a salvo de esta pandemia que para todos es un reto.

Intitulo este artículo como breve semblanza debido a que es muy extensa la historia que he tenido la gran fortuna de hacer en la Asunción, demasiados rostros, demasiadas experiencias, demasiadas actividades y proyectos realizados como ya lo he mencionado en otra ocasión, desde la pequeñez de nuestras virtudes y capacidades.

Todo comienza de manera formal con el padre Camilo Thibault (+) tanto en la parroquia de la Emperatriz, como en Casa Manuel, pues es él quien empieza a hacer un llamado a los laicos, iniciando un grupo por el año 1990 donde se da a conocer la Regla de Vida que más tarde en comunicación con otros laicos a nivel internacional surge como camino de Vida para los Laicos y Laicas Asuncionistas.

En 1998 surge de manera formal el grupo de Promoción Vocacional Asuncionista (PROVOCA), acompañado por Paco Huerta Tzintzun, Flavio Bustos, Oswaldo García, pues ya desde 1994 se había iniciado con el proyecto de misiones en el sector oriente de la capilla con Miguel Diaz Ayllón. Éramos muchos quienes participábamos como misioneros, pero ya estando el grupo formalmente formado nos dedicábamos a organizar, animar, e invitar a misiones, retiros, encuentros, veladas, y actividades donde se daba a conocer el carisma asuncionista.

Durante 20 años de misiones se fueron adhiriendo al grupo provoca nuevos miembros, creándose la gran familia asuncionista, pues no solo éramos los integrantes del grupo provoca, sino también misioneros que conforme visitábamos lugares de misión se integraban para participar en otras misiones.

Es por eso que a mi mente vienen varios rostros de todas edades y distintos lugares, pero un solo fin: “El trabajo por la extensión del Reino”. La verdad es que podría mencionar muchos nombres y solo sería en forma enunciativa más no limitativa ya que todos aportaron un gran dinamismo al movimiento laical en México.

 

En 2014 se funda el grupo de Laicos en la Parroquia de San Andrés Totoltepec, con Fataki Kakule Mwirawivu.  Donde la formación en la espiritualidad asuncionista fue y sigue siendo fundamental, además de compartir momentos de apostolado en asilos de ancianos y hospitales. Al igual que paseos y retiros.

En el 2015 en Casa Manuel con la presencia de Joseph Mumbere Mahamba, Marciano López Solís, Fataki, continuó y continua la organización de misiones de semana santa, y al igual se siguieron integrando nuevos miembros laicos asuncionistas comprometidos.

En 2016 se crea el chat de oración con Manuel d’Alzón en donde laicos y laicas hacemos la novena por intenciones nuestras, de nuestras familias, y sobre todo de personas que nos piden por alguna circunstancia especifica.

Provoca sigue activo, no como antes debido al rol de la vida que lleva consigo distintas y variados cambios, pero seguimos en algunas actividades juntos y por supuesto esta historia siempre será vigente, pues la Asunción siempre es nueva, llegan nuevos integrantes tanto para la vida laical asuncionista como para la vida religiosa.

De igual forma en el 2017 se inaugura el comedor infantil “Apapacho Asuncionista”, en la parroquia de San Andrés Totoltepec, así como el inicio del proyecto del grupo Fraternidad Asuncionista en Veracruz, que se consolida formalmente en el año 2018.

Así mismo mantenemos comunicación con la Alianza de laicos en el mundo, pero más cercanos con la Provincia Andina. Hemos participado a los diversos encuentros de Laicos y Religiosos en Argentina, Colombia, Chile, y por supuesto en México organizamos uno en el 2011.

Esto es un poquito de lo que constituye la Alianza Laicos y Laicas Asuncionistas en México.

                                                   Maricarmen Martínez Álvarez, laica asuncionista