• Sébastien Bangandu

En el marco de la celebración de la fiesta patronal

Actualizado: 15 de oct de 2020


El pasado 12 de octubre nuestra Parroquia Emperatriz de América celebro su 63 aniversario y en esta ocasión la eucaristía fue precedida por Monseñor Carlos Samaniego junto con todos los sacerdotes pertenecientes a la quita vicaria aquí en la ciudad de México.


Durante la preparación y como es costumbre hacer novenario, se tuvieron una serie de actividades que a pesar de la pandemia y la no presencia de los laicos, se pudo llevar a cabo gracias a los medios digitales. Durante la novena que fue del 3 al 11 de octubre se trasmitió por Facebook el rosario en donde encomendábamos a todas y cada una de las familias de nuestra Parroquia y también por la situación que vivimos actualmente en el mundo.

En la novena y para ser específicos el 10 de octubre, tuvimos la gracia de que 17 jóvenes pertenecientes a nuestra parroquia recibieran el sacramento de la confirmación en manos de Monseñor Carlos Samaniego. En esta misma Monseñor recordaba a los jóvenes la importancia de la presencia del Espíritu en sus vidas y que ahora como adultos y consientes de todo lo que otorga este sacramento, su misión será dar testimonio de lo recibido en donde se encuentren.


La emoción de los jóvenes reflejaba esperanza y entusiasmo por recibir este sacramento. Este mismo día se llevó a cabo una tertulia por Zoom, en la que se compartió la historia de nuestra Parroquia desde su fundación y construcción y al mismo tiempo la participación de los laicos, contándonos sus experiencias con los hermanos asuncionistas que han estado en la parroquia.

Siguiendo en el marco de nuestras fiestas, el 11 de octubre, que fue domingo, tuvimos las eucaristías como de costumbre y la feligresía con la debida distancia y los medios de limpieza asistió a cada una de ellas, lo que nos permitió sentirnos en familia y al mismo tiempo resaltar la fiesta de nuestra parroquia.


El día llego, 12 de octubre y se inició la gran fiesta a nuestra Señora de Guadalupe, Emperatriz de América. A las 8 de la mañana nos dimos cita para entonar las mañanitas y algunas canciones más. Algunos laicos de la parroquia nos acompañaron y al final compartimos el pastel tradicional de fiesta.

Para las doce del día, estábamos iniciando la Eucaristía precedida por monseñor Samaniego que, junto con la presencia de los sacerdotes del decanato, así como la feligresía que nos acompañaron al gran festejo, compartiendo la fe y la alegría de nuestro ser de cristianos y con la debida atención disfrutábamos de la ceremonia.à

Durante su homilía, Monseñor resaltó la importancia de la dignidad de la persona y del gran respeto que debemos tener uno con el otro, de vernos como hermanos, así también nos hablaba del amor creativo que María nos enseña con su presencia e intercesión.

Al concluir la Eucaristía, el padre Flavio Bustos Castillo, superior regional de México y párroco, agradeció la presencia de los que estábamos presentes al igual que aquellos que nos seguían por la página oficial de la parroquia. La alegría de todos se dejó sentir y expresar a través del Viva la Virgen de Guadalupe Emperatriz de América acompañado de los aplausos. Después de misa, un pequeño convivio se compartió en el salón parroquial.


Jenaro Pulido Rivera, postulante a.a.



314 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo