• Sébastien Bangandu

En medio de la tormenta, un espacio para escuchar y calmar el corazón

Con la alegría que nos dejó nuestro año jubilar, los laicos asuncionistas iniciamos este 2021 con un proyecto nuevo, nuestro taller de escuc

Maricarmen

ha al que hemos llamado: “En medio de la Tormenta un espacio para escuchar y calmar el corazón”.


Hace un año todo México escuchaba del nuevo Virus Sars Covid 2, y sabíamos que pronto llegaría a México, pero jamás imaginábamos lo que estaba por venir. El 23 de marzo se declaró la pandemia en nuestro país con la alerta por covid con las consecuencias que ya de todos es sabido.


Tomándonos por sorpresa a todos, gobierno local y federal, autoridades en materia de salud, ciudadanía, empezando a dejar graves estragos en mujeres y hombres de cualquier edad, condición social, creencias y valores, golpeando sin piedad uno de lo más preciado que poseemos: nuestra salud, en lo espiritual y en lo físico, dejando en la actualidad poco más de 119 mil personas sin vida con todo el dolor que esto implica.


De igual forma, en lo material, la economía ha dejado fuertes huellas, debido a la pérdida de empleos, cierre de comercios. Las escuelas cerradas en todos los niveles, alumnos y profesores intentando una nueva forma de enseñanza, con nuevas técnicas y verdaderas hazañas.


Valorando lo que dábamos por hecho, pero en las más de las ocasiones lamentado, añorando, y de manera inconsciente y consiente en nosotros se han quedado huellas de angustia, frustración, enojo.


Pues es así que todo esto y mucho más es lo que pretendemos con la gracia de Dios y a la luz de las enseñanzas del Venerable Manuel Dalzón, COMPARTIR y ESCUCHAR en este taller de escucha que se llevara a cabo si nuestro buen Dios lo permite en día sábado 16 de enero de las 7 de la noche hasta las 8:30.


Sobre todo, y ante todo ESCUCHAR, pues somos muchas las voces que queremos y quieren expresar esta experiencia personal que sin distinción nos ha dejado la pandemia.

El 2020 nos tomó por sorpresa, era algo que se veía venir, hoy 2020, llego y sigue aquí, permanece dejando huellas de miedo, tristeza, angustia.


Sin duda el Espíritu Santo ha permitido descubrir maravillas en esta TORMENTA. Y serán estas las que también compartiremos.


Una oportunidad muy grande la que nos ofrece Dios en este taller, muchas expectativas ya que como siempre las enseñanzas de nuestro Venerable Manuel Dalzón nos permiten, con iniciativa, audacia y desprendimiento, dar y recibir, a través de la ESCUCHA.


Maricarmen Martínez Álvarez

Laica asuncionista

251 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo