• Sébastien Bangandu

Misioneros más allá de las fronteras...

Actualizado: 21 abr


Muy queridos hermanos, quiero compartir con ustedes esta gran experiencia de haber seguido el mandato de Jesús "Vayan y prediquen el Evangelio".


Viajamos alrededor de 12 horas para llegar a nuestro destino, la Capilla de Carrizal Zenzontepec, en el estado de Oaxaca, ahí donde están las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción (HFIC).


Fuimos el primer y único grupo en llegar del Estado de Veracruz. Ya nos estaban esperando con un rico aperitivo y también los encargados de capillas ya nos esperaban para llevarnos a dónde nos tocó misionar.


Las comunidades que nos tocaron se llaman: La comunidad de El Temblor, donde estuvieron Marlen Morales e Ingrid Aixa Zepahua, y la comunidad de Santa María Siempre Viva donde estuvieron Alfredo Guzmán y un servidor. Los cuatro formamos parte del consejo en FRAS (Fraternidad Asuncionista).

En realidad, uno llega a descubrir que no es tanto lo que da, sino lo mucho que recibe en experiencias, contacto con la gente más sencilla que siempre tiene un gesto de generosidad y cercanía, que comparten lo que no tienen enseñándonos cuánto bien nos hace la pobreza.


Son comunidades llenas de fe, que ven en el misionero una palabra de aliento y esperanza, para poder compartir el Evangelio.


Sigo creyendo y apostando por entregar mi vida en estos lugares lejanos donde hace mucha falta el misionero, pero cercanos y unidos a la Iglesia. Como le dice la palabra de Dios: "Hay más alegría en dar que en recibir" (Hch 20, 35).


Como discípulos del resucitado, nos toca extender en el mundo la mano de Dios y gozar del don del envío a lugares diferentes en los que la necesidad se hace un permanente llamado a nosotros bautizados y comprometidos con el Reino y así seguir mostrando el rostro de un Jesús vivo y dando testimonio de él.


Al clausurar nuestra misión, nos dimos un pequeño tour en el centro de Oaxaca, visitando el Templo de Santo Domingo, la catedral Metropolitana, el exconvento de San Pablo entre otros lugares y degustando su gastronomía. Agradezco la amabilidad de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción por habernos invitado a formar parte de esta misión.

Lionel LC, miembro del consejo de FRAS


136 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo